sí-a-la-caza

 
LA CAZA NUESTRA AFICIÓN: RESPETO POR FAVOR

Este sitio web da la bienvenida a cualquier persona, sea o no cazador, tolerante y respetuosa con la práctica legítima de la caza. Nadie está obligado a visitar www.condevito.com Quien lo haga debe ser consciente que la temática es cinegética, por lo que no va a encontrar otros contenidos que no sean los propios de esta actividad.

En esta casa, un servidor, Javier Robles, es cazador desde hace bastante tiempo, lo cual no supone nada más que el hecho de llevar mucho tiempo disfrutando de la caza. Tantos años no implican estatus alguno ni tener galones cinegéticos. En absoluto. Lo que sí se advierte con el paso de los años es un cambio manifiesto de la sociedad. Es notoria y sabida la creciente preocupación por el medio ambiente de las últimas décadas. Nosotros, los cazadores, somos los primeros no sólo en aseverar nuestro compromiso con la naturaleza y su conservación, sino en ponerlo en práctica a través de nuestras acciones de caza. Es preciso constatar dicha realidad día a día, haciéndose notar tanto en la calle como en los medios.

Desde Condevito queremos aportar nuestro granito de arena velando por los valores que se han transmitido desde antaño por tantas y tantas generaciones de cazadores. Por poner un ejemplo: No publicamos fotografías de reses con las cabezas cortadas o cuerpos desmembrados. La imagen de la caza se ve comprometida con malas presentaciones de los trofeos abatidos. Tampoco publicamos fotografías en las que aparezcan menores salvo expreso consentimiento por escrito de sus padres o tutores. De una vez por todas, es preciso concienciarnos que en una sociedad ciertamente intolerante con nuestra afición, es preciso el fomento de nuestras libertades con nuestras mejores “armas”: La palabra y las imágenes de nuestras cacerías.
 

SI COMPARTES NUESTROS VALORES POR LA CAZA, ESTA ES TU CASA.

Saludos y buena caza.

 
El Equipo de Condevito.

 

Todos los contenidos del sitio web, como textos, fotografías, gráficos, imágenes, iconos, tecnología, software, así como su diseño gráfico y códigos fuente, constituyen una obra cuya propiedad corresponde al PROPIETARIO DE LA WEB, sin que puedan entenderse cedidos al usuario ninguno de los derechos de explotación. Queda prohibida la distribución, modificación, cesión o comunicación pública de los contenidos y cualquier otro acto que no haya sido expresamente autorizado por el PROPIETARIO DE LA WEB.