Más de veinte años han pasado desde mis inicios monteros. Ha llovido algo desde entonces. Parece que fue ayer cuando tuve la suerte de abatir mi primer venado, allá por el año 1993 en la finca toledana de Tapuelas. En aquellos tiempos monteábamos juntos la tropa entera; mis dos primos, mi tío y yo. Ese 21 de Noviembre nos encontrábamos los cuatro en una pequeña traviesa ubicada en un manchón monte, que descendiendo por mitad de una raña, llegaba hasta la misma carretera que va de Los Yébenes al Molinillo. Mi puesto era el último de una armada en la que nos encontrábamos mi tío, mis primos y el que escribe estas líneas. Desde el comienzo de la montería, habían tirado todos los puestos de la armada cobrándose varias reses. A mitad de montería, cuando parecía que estaba todo el pescado vendido en nuestro sopié, se produjo lo que tantas veces había soñado antes.
Aparece un venado con dirección hacia mi puesto. Viene solo, sin ninguna ladra. Temeroso de que pueda verme, me agacho escopeta en mano, poniéndome de cuclillas sin perder la res de vista. Los segundos de espera, acurrucado entre dos jaras, se me hacen eternos. No sé las cosas que se me llegan a pasar por la cabeza pero pierdo la noción del tiempo completamente hasta que el venado se pone a tres o cuatro metros del cortafuegos. En ese preciso instante me encaro el arma y apunto hacia la mitad de la monda para dejar cumplir al animal. Me late el corazón a lo bestia, salvaje, haciendo que mis tímpanos parezcan tambores. No transcurren más de un par de segundos hasta que el venado alcanza el punto elegido para el disparo y ….. ¡¡¡Piiiiiiimba!!! Veo que el animal se desploma. No me lo creo hasta pasados un par de minutos. Es un venaete de 10 puntitas, bonito de montería, pero “mu apañaico” para ser el primero. ¡Pedazo alegrón! ¿Así de fácil, ya está? -pensé-. Realmente aquel lance estuvo exento de la dificultad propia que entraña una res apretada por los perros cruzando un cortadero, pero daba igual, era mi día. No se hicieron fotos de aquel momento pero hace un mes tuve la oportunidad de tomar una instantánea desde la finca lindera. ¡Qué sensación al ver de nuevo aquella monda! En aquellas monterías apenas se cobraban reses, pero ¡madre mía lo bien que lo pasábamos!. He aquí una pequeña muestra de los venaos que había por entonces y el venao del relato ya en la pared de casa.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

También te puede interesar

Resultado montería Molino de Macayo Ficha MONTERÍA MOLINO DE MACAYO, celebrada con fecha 13 de octubre de 2018. Temporada de caza 2018-2019. FICHA MONTERA MANCHA FINCA ...
Resultado montería La Raña Ficha montería La Raña, celebrada con fecha 24 de enero de 2015. Temporada de caza 2014-2015. FECHA: 24 enero 2015. FINCA: La Raña. MANCHA:...
Resultado montería Terrías de Arriba Ficha montería Terrías de Arriba, celebrada con fecha 13 de diciembre de 2020. Temporada de caza 2020-2021. FICHA MONTERA FECHA: 13 dicie...
Resultado montería Casa de Uceda Ficha montería Casa de Uceda, celebrada con fecha 13 de octubre de 2013. Temporada de caza 2013-2014. FICHA MONTERA FECHA:13 octubre 2013...

1 comentario en “TAPUELAS, MI PRIMER VENAO”

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba
error: Alerta: La selección de contenido está deshabilitada.