Todavía con la resaca del magnífico guarro cobrado en Orba unos días antes, comienza una nueva jornada con el arruí como especie cinegética protagonista. Me dirijo a Jijona, cuna del turrón, donde me esperan los anfitriones, Tomás, Javier, Roberto, José Luís y el agente medioambiental de la zona, Santano. El cafetito caliente por un momento hace olvidar el tremendo constipado que me acompaña. Tras la indicaciones de Tomás, presidente de la Sociedad, partimos hacia el cazadero. De camino quedo literalmente prendado con la belleza de los montes que jalonan la carretera a uno y otro lado. Grandes peñas limitadas por escarpados desfiladeros y profundos barrancos, configuran un paisaje propio de alta montaña a tan sólo 15 kilómetros de la Ciudad de Alicante. Algo indescriptible.


rececho-arrui-jijona rececho-arrui-jijona

 

La sensación de calma se apodera del cazador haciendo singular la cacería. Veinte minutos tardamos en llegar al punto de inicio del rececho. Al poner pie a tierra comienza a soplar una gélida brisa algo incómoda pero nada comparable al viento huracanado de esa misma noche y que hizo pensar en la suspensión de la jornada de caza. Tras preparar el rifle y demás bártulos, nos ponemos en camino en busca del anhelado macho de arruí. No llevamos media hora andando cuando Roberto y Javier localizan un primer macho. Se encuentra lejos, al borde de un cortado. Está sólo y pastando. Decidimos hacerle la entrada desde el lado opuesto al cual nos encontramos, para darle cara desde el pecho de enfrente. Al llegar a allí el macho ya no se encuentra en el mismo lugar. Javier decide bordear y trasponer la loma por si se encontrase en los alrededores. No hay suerte y no damos con él. De vuelta hacia el todo terreno nos informan que hay una manada con un macho y tres hembras en la zona que habíamos estado al principio. Rápidamente nos dirigimos hacia el lugar y sin perder tiempo comenzamos a descender dando un rodeo hasta ponernos a unos 200 metros de los arruís.

Nos situamos a cubierto en unos riscos y nos acomodamos esperando a que los animales den la cara. El viento revoca bastante pero confiamos en que la distancia juegue a nuestro favor. Coloco el rifle en el suelo sobre la mochila y comienza la espera. Los arruís aparecen a 150 metros y se detienen a sestear. Sólo se puede apreciar uno de los dos cuernos del macho y parece bonito. Tras valorarlo decidimos tirarlo cuando se levante. Pasa una hora, dos, tres y por fin se mueven las hembras. No avanzan hacia nosotros si no que se vuelven por donde aparecieron. Confiando que el macho cogerá los mismos pasos, me encaro a la espera de que se levante. Enseguida lo hace.En ese preciso instante, le centro la cruz del visor 4 centímetros detrás del codillo para no estropear el pecho y disparo.

El macho acusa el disparo pero no cae. Emprende una carrera hacia abajo como alma que lleva el diablo, ocasión que aprovecho para repetir disparo. Esta vez no toco pelo y el animal se oculta en un pequeño manchón de pinos. Sin duda va tocado. Su dureza me hace dudar sobre la efectividad del disparo e incluso sobre si le habré alcanzado. Esperamos unos minutos antes de ir en su busca.

Tras la espera de rigor, Javier se acerca desde abajo hasta los pinos donde se encuentra el macho, momento que aprovecha éste para emprender la huida por los pasos por donde bajó.

Le tiro otras dos veces y nada, no soy capaz de darle de nuevo. Doscientos metros más arriba le perdemos de vista, por lo que seguimos tras él para intentar localizarlo. Y otra vez más, emprende carrera ladera abajo sin dar opción a un nuevo disparo. La única opción es pistearlo con perros. Con la tarde ya avanzada, Javier decide ir a por sus perros. No tarda en regresar y pronto dan con el arruí, el cual, se tira barranco abajo haciendo que nos resulte complicado seguirlo. Los perros lo acosan hasta el fondo del barranco donde lo paran, momento que aprovecha Javier para poner fin a un lance espectacular y una jornada inolvidable. Sin duda, lances así son los que justifican la afición por la caza.


rececho-arrui-jijona rececho-arrui-jijona

 

Desde aquí mi agradecimiento a las personas que me han acompañado en esta cacería. Mención especial para Javier, gran conocedor del terreno y magnífico guía. ¡Y cómo no!, al inestimable trabajo de su fenomenal rehala. Finalmente al amigo Tomás, por su amabilidad y compromiso. Todo un señor. También a Santano y sus compañeros, agentes medioambientales sin cuya labor (la mayoría de las ocasiones no reconocida) no sería posible que cazadores y amantes de la naturaleza pudiéramos disfrutar de estos bellos animales y parajes.

 

rececho-arrui-jijona rececho-arrui-jijona
 
rececho-arrui-jijona rececho-arrui-jijona

 

Saludos y buena caza.

Javier Robles (Condevito).

También te puede interesar

Montería Navalconejo Oferta montería Información montería 🛅 Referencia: 1054. 🗓️ Fecha: 12 febrero 2023 (domingo). Ⓜ️ Finca: Navalconejo (solana). 💮 Tip...
FICHA CRÓNICA MONTERÍA CORTILLA DE LAS CASAS (11-10-2014) ORGANIZACIÓN: El Rincón Cinegético. FECHA: 11 de octubre de 2014. FINCA: Cortilla de las Casas. MANCHA: Entera. SUPERFICIE MONTEADA (hec...
FICHA MONTERÍA EL OREJÓN Ficha MONTERÍA EL OREJÓN BAJO, celebrada con fecha 21 de noviembre de 2020, perteneciente a la temporada de caza 2020-2021. FICHA MONTERA ...
FICHA MONTERÍA CUARTO MARÍN Ficha montera Condevito de MONTERÍA CUARTO MARÍN, celebrada con fecha 30 de noviembre de 2014, perteneciente a la temporada de caza mayor 2014-20...
Ir arriba
error: Alerta: La selección de contenido está deshabilitada.